Hoy vamos a hablar de premios entre bloggers, concretamente de estos dos. La costumbre de “premiarse” entre bloggers es casi tan antigua como la costumbre de escribir bitácoras virtuales. Es, en definitiva, una forma de promoción y podríamos decir que es incluso una táctica de SEO, al incluir enlaces entre varios blogs a la hora de aceptar y proponer nominaciones a los mismos…

 

premios

Derechos de foto de Fotolia

Mi primer blog, que a veces aún da qué hablar fue “el Blog de Abe y Cía”. Es, en principio, un blog participativo que quería fuera un nexo de unión virtual entre un grupo de amigos, sobre todo en los primeros años lo fue, hoy es casi solo cosa mía. En ese blog ya recibimos otro premio similar a éstos de los que hoy vamos a hablar, el “Liebster Blog” como se puede observar, difiere del segundo del título en el apellido…

 Lo primero, qué es un blog…

Un blog es un sitio web que se actualiza periódicamente, con contenidos agrupados en artículos o posts y quepuede tener uno o varios autores. La periodicidad de actualización depende de cada sitio y de sus colaboradores. También se les conoce como “bitácoras”, los cuadernos de bitácora era donde los marineros registraban las incidencias acaecidas en sus guardias, a mí particularmente me gusta más ese nombre, pero el término blog o weblog ha ganado por goleada. La bitácora, como cuaderno de viaje es un término muy apropiado para esto que hacemos aquí, un viaje virtual.

Para ponernos en situación, los blogs como hoy los conocemos tienen su origen a finales de los años noventa, una de las plataformas más conocida y no estoy seguro si más usada es “Blogger” que apareció en 1997 y en 2003 fue adquirida por Google. La segunda plataforma más conocida y usada es sin duda WordPress, que tiene sus orígenes en 2005, cualquier día de éstos hablaremos o compararemos ambas. Así que, en el mejor de los casos, estamos ante un fenómeno que tiene unos dieciséis años.

Con el dato de su edad podríamos pensar que es algo muy moderno, pero tenemos que recordar que al hablar de Internet los tiempos son muy subjetivos. En 1997 apareció el primer navegador web que podríamos decir es el origen de los actuales, el Netscape Navigator 2.0, que incluía JavaScript, y el archiconocido Internet Explorer de Microsoft, tuvo su primera versión en 1995.

 ¿Qué son estos premios?

Al principio del post ya os he comentado que es una costumbre enraizada entre bloggers ésa de “premiarse”. En realidad, más que de premiar se trata de darse visibilidad unos a otros, eres nombrado y enlazado en un blog junto a otros tantos y tú correspondes de la misma manera.

Tiene su lógica, un blogger por sí solo tiene, en principio, una audiencia muy limitada, él a su vez es lector de otros blogs y los lectores de ambos no tienen porque ser los mismos. Qué mejor que pedir a los que sigues que enlacen tu blog y a cambio tú les enlazas a ellos.

Es difícil rastrear el rastro de estos premios, su origen es incierto en cuanto a fechas y de dónde han salido. Yo particularmente creo que éstos de los que hoy estoy hablando son en realidad variantes del mismo premio, incluido aquel que en su día concedieron al Blog de Abe & Cía. Sus normas son similares:

– Nombrar y enlazar a quién te ha nominado.

– Contar 11 cosas sobre ti.

– Premiar a otros 11 bloggers.

– Formular 11 nuevas preguntas para tus nominados.

Hay muchas variantes, el mágico número 11 cambia por el 5, los nominados tienen que tener menos de 200 seguidores o como máximo 3.000, pero el objetivo es el mismo: enlazarse unos a otros y promocionar el blog de cada uno. No suele estar escrito en todas las normas, pero hay dos opciones cuando eres “nominado” o “premiado” con alguno de ellos, aceptar el premio o nominación y pasar a cumplir sus normas o simplemente dejar pasar el tiempo sin aceptarlo.

¿Por qué estoy hablando de ellos hoy?

Esta vez no escribo porque mis vocecitas se hayan sentido ofendidas por algo, ni tan siquiera porque sea un tema del que me interesara mucho hablar, hoy traigo este tema al blog por haber sido nominado por dos veces al Best Blog Award y otras dos veces al Liebster Award. Ahí es nada, en cuatro meses de vida, cuatro nominaciones y, en Abe & Cía., tras seis años una sola, soy como el Atleti las probabilidades conmigo no funcionan.

Con ocasión de la nominación en el blog de Abe & Cía, comenté que no me gusta mucho recibir premios y halagos en público, aunque sea un público virtual, soy vergonzoso y no lo llevo bien. En aquella ocasión y aprovechando que el blog tenía, tiene en teoría, varios autores, lo acepté. En esta ocasión no puedo aceptarlas, lo primero porque no creo que las merezca y lo segundo por coherencia personal. Ya, quizás la coherencia no sea algo muy usado hoy en día, ni yo mismo la uso a todas horas, pero a veces no tengo más remedio que hacerlo.

Entonces, siguiendo la norma no escrita o a veces sí, de cómo actuar ante estas nominaciones debería haber pasado de largo sin decir ni mu y no haberlas aceptado, pero hay algo que me impide pasar de largo sin decir ni mu, la gente que me ha nominado. Son bloggers a los que sigo con bastante atención, les leo y en más de una ocasión he compartido algunos de sus contenidos en redes sociales. De momento les tengo aprecio virtual, pero no descarto que cualquier día desvirtualicemos ese aprecio, son cosas que pueden pasar, no tengo por más que darles las gracias…

Muchas gracias a…

David Alonso, quien está detrás o delante de Bloggorium, con un cóctel de contenidos realmente interesante, desde consejos e ideas para bloggers, marketing, diseño web, social media, emprendedores y start ups, todo ello sin vender nada, solo dar consejo y ayudarte a encontrar lo que buscas. Muchas gracias por nominarme aquel dos de Mayo si no recuerdo mal, tengo que contactar contigo para comentarte una cosa, lo haré esta semana, gracias de nuevo.

Sergio Martínez, con su blog Mundo.erp que, además de unirnos el laboro en nuestros respectivos blogs, nos une el ocio con la manía de correr y correr, en su bitácora encontraréis contenidos muy técnicos y de gran calidad sobre sistemas de planificación de recursos empresariales, habla de esos locos que corren, de TICS, también de Social Media. En fin, un blog técnico y a la vez accesible para humanos limitados como yo mismo y con los pies en la tierra. Muchas gracias por tu nominación aquel día siete de Mayo, seguimos en contacto y compartiendo contenidos.

Begoña Sánchez, nos demuestra con su blog probando mundo que los jóvenes españoles aparte de estar formados tienen iniciativa y ganas de salir adelante. Nos habla de social media, lo mismo nos da a conocer apps para hacer deporte que nos habla de vídeos virales, marketing o posicionamiento SEO, una lectura amena y llena de contenidos interesantes. Además, amenaza con tomarse muy en serio lo de correr y correr. Muchas gracias por esa nominación del día trece de Mayo, seguimos en contacto.

Verónica Gálvez, community manager, no solo compartimos oficio, nuestros blogs tienen más o menos el mismo tiempo y el objetivo es más o menos el mismo. En su bitácora nos habla de sus trabajos, de noticias relacionadas con el 2.0 y de redes sociales, lectura amena y profesional, tiene un gran futuro por delante. Muchas gracias por tu nominación del día veintiuno de Mayo, seguimos en contacto.

 Pues nada, ahora solo toca seguir trabajando, lo mismo un día de éstos recibo un premio remunerado y entonces veremos hasta dónde llega la coherencia o no… ¿Qué decís? ¡Ah! Claro depende de los ceros a la derecha, que haría yo sin vosotras…

1 comentario
  1. Sergio Martínez
    Sergio Martínez Dice:

    Abelardo, gracias por la definición sobre mi persona y mi blog.

    A mi tampoco me gusta el reconocimiento público, pero como tú dices, pienso que es de bien nacido ser agradecido, por tanto, si alguien se ha molestado en mencionarnos, merece la pena ese feedback.

    En mi nominación había blogs que sigo y me interesan mucho, otros que entendía que necesitaban un empujón y que están algo parados pero conozco personalmente y sé que tienen potencial, pero en definitiva, blogs interesantes a los que recomiendo seguir, y como no, el tuyo se lo merece, sin duda alguna.

    Seguro que en algún momento nos desvirtualizamos, aunque sea en alguna carrera. Aunque no sé, si tú eres una patata en la maratón, quizá no veas a una bajoca que vaya por detrás….

    Muy buen artículo y documentado. Un abrazo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *