La identidad visual tiene un objetivo claro: representar a una marca, empresa u organización y conseguir que éstas sean fácilmente reconocibles. Desde luego, nadie puede discutir la importancia de la identidad visual en la actividad diaria de una organización, pensemos en marcas archiconocidas y, en seguida, se nos aparecen sus señas de identidad visual. Está claro que es una decisión difícil, e incluso arriesgada, apostar por un cambio en la identidad visual de una marca. aberedes

Pero a veces, el propio camino de la marca pide a gritos un giro o incluso un salto al vacío para transformar la identidad visual e ir un paso más allá…  Leer más